Pavimentos de hormigón impreso 2018-04-04T20:05:02+00:00

Project Description

Pavimentos de hormigón impreso

El pavimento de hormigón impreso, consiste en la realización de una solera de hormigón, que tras los procesos de Vertido, Extendido, Nivelado, Vibrado, Moldeado y Resinado, dan como resultado un pavimento de unas excelentes cualidades.

  1. Vertido del hormigón, cuyo tipo varía según especificaciones técnicas.
  2. Extendido del hormigón, en la superficie a pavimentar, para obtener el espesor deseado.
  3. Armado del hormigón, mediante mallazo, para conseguir la respuesta deseada a solicitaciones mecánicas.
  4. Añadido de fibra de polipropileno, para evitar fisuras por retracción.
  5. Nivelado del hormigón, para dejarlo a nivel ó crear pendientes.
  6. Vibrado del hormigón, mediante regla vibradora para conseguir una mezcla compacta.
  7. Añadido de endurecedores superficiales, para darle la dureza superficial deseada.
  8. Añadido de colorantes superficiales, para obtener el color deseado.
  9. Moldeado del hormigón, para conseguir la terminación deseada.
  10. Resinado del hormigón, para conseguir el sellado de la capa superficial y darle un aspecto vitrificado

El pavimento de hormigón impreso es muy aconsejable para exteriores y aconsejable para interiores.

En exterior es muy aconsejable para Parques públicos, Aceras, Urbanizaciones, Viales, Porches, Patios, Piscinas, Jardines, Caminos, Terrazas, Garajes.

En interiores es aconsejable para, Garajes, Centros Comerciales, Viviendas, Decoración Interior.

El Pavimento de hormigón impreso, se puede realizar en distintos espesores, depende de varios factores particulares, siendo sobre todo la respuesta necesaria a compresión y resistencia a flexo tracción, también determina su espesor la necesidad de pendientes.

Es aconsejable que los espesores se limiten a un mínimo de 8 cm.

El Pavimento de hormigón impreso, requiere de unas juntas de obligada ejecución, la cantidad y ubicación de las mismas depende de la geometría del pavimento.

Las juntas de dilatación, son juntas generadas para absorber las dilataciones por temperatura del material base, el hormigón, debiendo estas juntas llegar a separar totalmente la solera de hormigón en todo su espesor.

Las juntas de retracción, son juntas generadas para absorber las tensiones de retracción superficial del material base, el hormigón, debiendo estas juntas llegar a separar solo un tercio del espesor total de la solera de hormigón.

El Pavimento de hormigón impreso, según las solicitaciones mecánicas necesarias en cada caso en particular, permite el armado con mallazo, con ello consigue una mejor respuesta del producto final a las distintas solicitaciones requeridas como son resistencia a compresión, resistencia a fleco tracción.

El Pavimento de hormigón impreso, permite la incorporación de fibra de polipropileno, en el hormigón, con ello consigue disminuir el riesgo de fisuras por retracción, que genera el proceso de fraguado del hormigón.

El Pavimento de hormigón impreso, se endurece superficialmente, mediante la incorporación en su capa superficial, por el sistema de sembrado, de cemento, árido de cuarzo y corindón, en proporciones adecuadas.

El Pavimento de hormigón impreso, permite una amplia gama de colores en su acabado, añadiendo mediante el sistema de sembrado colorantes en su capa superficial, el pavimento adquiere coloraciones que tiene como único objetivo el darle una apariencia estética deseada por el cliente.

El Pavimento de hormigón impreso, requiere la aplicación de una mano de resina de sellado y protección, como mano final del pavimento, de esta manera consigue un brillo característico y cualidades de impermeabilización al agua.

El Pavimento de hormigón impreso, cuenta con varios tipos de acabados superficiales, basados en el uso y deseo del cliente, su diferencia es básicamente estética ya sea por el relieve como por el color de terminación, dentro de ellos encontramos:

Acabado en forma de piedra.

Acabado en forma de adoquín.

Acabado en forma de manta.

Acabado en forma de madera.

Acabado en forma de ladrillos.

Acabado en forma de sillería.

El pavimento resultante, obtiene unas magnificas características, de entre ellas cabe destacar:

Su buen comportamiento a solicitaciones mecánicas, como son Resistencia a compresión y Resistencia a flexo tracción.

Su buen comportamiento a solicitaciones Térmicas, siendo resistente a altas temperaturas.

Su buen comportamiento impermeable frente al agua

Muy bajo mantenimiento del pavimento una vez terminado.

Facilidad de limpieza, que se realiza sencillamente con agua.

Enorme durabilidad ya que hereda las características de durabilidad del hormigón.

Una excepcional terminación estética ya sea por sus relieves como por su colorido.

La superficie sobre la que ejecutamos el pavimento debe tener un grado alto de compactación, siendo deseable un proctor del 95 %, con ello evitamos problemas en el pavimento debidos a movimientos dl soporte.

Se aconseja evitar canalizaciones, zanjas y puntos débiles en el soporte y en el caso de que no sea posible evitarlas, se aconseja recubrirlas con hormigón.

Se aconseja paralizar los trabajos en caso de temperaturas extremas.

El sitio sojarman.com utiliza cookies propias para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar